Viaja con tu familia a El Alto Tormes

 

Un recorrido por las tierras de la sierra de Gredos. POR PEDRO MADERA

Fue el rey Alfonso XHI uno de los pioneros en descubrir las bellezas naturales y la riqueza que encierra el valle del río Tormes. Por un momento, volvemos a principios del siglo xx e imaginamos al rey mandando construir la llamada

Trocha Real, una senda que conduce desde Navarredonda hasta la laguna Grande de Gredos. Aunque los años han pasado, las gentes de estas tierras aún guardan el recuerdo del pabellón de caza de Gredos que hizo levantar el monarca y que dio lugar al primer parador nacional de España.

Donde nace el Tormes

Seguimos la senda «real» y llegamos a los prados de Tormejón, junto al puente del Duque, un lugar privilegiado donde el Tormes ve nacer los primeros soles en la ladera norte de la sierra de Gredos. En medio de un paisaje idílico, las aguas corren alborotadas y encajonadas entre montes que superan siempre los1.300 metros de altitud.

Igual que hicieron los nobles que acompañaban a Alfonso XIII en las monterías, seguimos el cordel de ganado del puerto del Pico que separa las cuencas fluviales del Alberche, al este, y del Tormes, al oeste, y encontramos Navarredonda de Gredos. Es éste un pueblo eminentemente serrano en el que desde hace más de cien años muchos cazadores toman su café mañanero. Nosotros hacemos aquí una parada para luego seguir nuestro camino junto al Tormes.

Hoyos del Espino, un tradicional pueblo ganadero, es hoy el principal centro turístico de

la región y punto de partida de numerosas rutas. Una de ellas es la que asciende hasta la plataforma de Gredos.

Hacia la laguna Grande La excursión se realiza siguiendo de nuevo la senda

«real» que, a través de paisajes de gran belleza, nos lleva hasta el circo de Gredos.

Aquí, bajo la mirada de las cimas del Almanzor el pico más alto de Gredos, de 2.593 metros- y la de La Mira, encontramos la laguna Grande.

 

En estas latitudes, nos rodean extensos prados de alta montaña y pozas de aguas cristalinas y se disfruta de unas Vistas inolvidables del Almanzor.

El rio tormes encuentra su paso pueblitos con sabor tradicional y paisajes montañosas aún por descubrir muchos lugares hermosos. De regreso paramos en Navecepeda de Tormes, donde los ancianos todavía recuerdan el paso del rey por estas tierras. Este pueblo ha apostado fuerte por el turismo rural manteniendo en todos sus rincones su sabor tradicional.

 

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *