Como una herida sinuosa, el río Sil baja grabado en roca por la Ribeira Sacra. El principal afluente del Miño, nacido en la frontera de León, corre por