Puedes ser  expulsados de las alturas por un teleférico ultramoderno que permite que los visitantes asciendan hasta los tres mil metros. En esta cota, la nieve queda presa